El futuro es brillante, el futuro es el cobre

    NextPrevious

    El futuro es brillante, el futuro es el cobre

    Los vehículos eléctricos se apoderaron de los titulares a lo largo del 2017 y el tema continuó hasta el Año Nuevo. Como resultado, los metales de las baterías han sido un foco de atención para los comentaristas de productos básicos y el cobre recibió una justa atención. Con un aumento de más del 30%, el cobre fue uno de los productos con mejor desempeño el año pasado.

    En el mes de enero se requiere que los comentaristas de mercado, inversionistas y analistas revisen el desempeño de los últimos 12 meses predigan lo que sucederá el próximo año. El consenso considera que la demanda de cobre aumentará significativamente con respecto al suministro global en la próxima década. En 2014, había menos de 1 millón de autos eléctricos en carreteras en todo el mundo. Este número aumentó a más de 2 millones en 2016. La frecuencia con la que el mundo cambia a vehículos eléctricos crece como una bola de nieve. De hecho, tanto el Reino Unido como Francia han anunciado planes para prohibir la ventas de nuevos vehículos de gasolina y diésel para 2040.

    Mientras tanto, China lucha por reducir los niveles de contaminación del aire y está acelerando los preparativos para aumentar su provisión de vehículos eléctricos. Por su parte, el gobierno de la India, será el principal el tercer mercado de automóviles más grande del mundo y aseguró que, dentro de cinco años, venderá solo vehículos eléctricos para el 2030.

    Según la Asociación Internacional del Cobre, se necesitarán 1,74 millones de toneladas de cobre para satisfacer la demanda de vehículos eléctricos para 2027, mucho más que las 185,000 toneladas requeridas para el 2017. Incluso, el número de contratos laborales que se renovarán en 2018 es el más alto que se ha tenido durante casi una década.

    Al mismo tiempo, la amenaza de huelgas es alta y desconcertante. Los analistas han comenzado a tener en cuenta las concesiones donde habrán posibles disturbios. La mina Escondida de BHP, ubicada en Chile, es la mina de cobre más grande del mundo. El año pasado sufrió una huelga de 43 días como una forma de protesta por los despidos.

    Chile es el mayor productor de cobre del mundo y la ventas del metal representa, aproximadamente, el 60% de sus ingresos de exportación. La segunda interrupción del suministro proviene tras los cambios en las regulaciones de importación de chatarra de cobre de China, país que ha dicho que dejará de aceptar ciertos tipos de residuos sólidos extranjeros, incluidos los metales, a partir de 2018 si no se cumplen con los umbrales de impureza más estrictos. Esto ha causado un gran revuelo en el mercado, ya que China es el mayor importador mundial de chatarra. Los analistas dicen que esto corta una fuente de suministro clave para el mayor consumidor de cobre del mundo y aumenta los mercados de cobre refinado, que probablemente experimentarán un aumento en la demanda.

    Con estas dinámicas de mercado, la exploración y el descubrimiento de nuevos proyectos son acciones que vuelven a estar en la agenda prioritaria de la industria. Según S&P Global Market Intelligence, el sector de exploración minera se recuperó en 2017 tras un período prolongado de estancamiento desde el 2012. El presupuesto global anual ha aumentado a $ 7,95 mil millones, un aumento anual del 14%. La mejora de las condiciones del mercado y el aumento de los precios de los productos básicos en 2016 han llevado a un aumento de la inversión, especialmente en los mineros jóvenes. Sin embargo, el descubrimiento del proyecto lleva tiempo y, después de un período de exploración limitada, ahora hay un déficit en el desarrollo del proyecto.

    EY informó que el gasto de capital en la sustitución de recursos ha disminuido en un 66% de US $ 20.5b a US $ 6.8b debido a los menores precios y rendimientos de los productos básicos en los últimos cinco años. A través del apoyo del consejo de SolGold, el equipo de administración, el personal y los inversores han contrarrestado esta tendencia y están explorando activamente en Ecuador durante los últimos cinco años. Con un potencial de recursos de miles de millones de toneladas, nuestro proyecto Cascabel se plantea como una de las propiedades minerales más atractivas descubiertas en la última década.

    NextPrevious